PROFILAXIS DENTAL = CONTROL DE LA PLACA 



La placa dental es “aquel material blando tenaz que se encuentra en las superficies dentales que no es eliminado cuando se enjuaga con agua”. Se estima que 1mm² de placa dental equivale en peso a 1mg que contiene alrededor de 200 millones de bacteria.

Existen más de 350 especies de bacterias en la cavidad oral, sólo unas pocas tienen la habilidad de colonizar una superficie dental recientemente limpiada.

 La colonización de las superficies dentales por bacterias se conoce como un factor etimológico en las enfermedades orales más comunes: como la inflamación inducida en los tejidos gingivales blandos adyacentes a la placa gingival, las lesiones cariosas del esmalte que se desarrollan en las superficies individuales de los dientes inducen a la placa bacterial y a la periodontitis.

El método Air-Flow® se basa en un spray muy fino formado por una mezcla de partículas de bicarbonato (especialmente diseñadas) mezcladas con aire y sobre una corona de agua.
La mezcla completa (aire - bicarbonato de sodio y agua) se realiza en el diente, gracias a la boquilla Air-Flow® especialmente diseñada y totalmente direccional.
La boquilla Air-Flow® contiene dos circuitos completamente aislados por cuales circula agua y aire + bicarbonato 

Air Flow Handy 



Equipo aeropulidor con conexión rápida a la mayoría de acoplamientos de turbinas existentes. Funciona con el bicarbonato Air-flow y es altamente eficaz para tratamientos Periodontales 

Muy fácil de instalar (conexión rápida), sin costos de instalación:
Se instala en la mayoría de acoplamientos de turbina del mercado


  • Seguridad:
  1. Filtros de aire y agua
  2. Válvulas de seguridad en el circuito de aire y agua
  3. Nueva boquilla con conexión rápida
  • Fácil limpieza, fácil mantenimiento
  • Excelente ergonomía, excelente balance
  • Ahorro de tiempo comparado con los métodos tradicionales (taza de gomas, etc.)
  • Gran capacidad (23 gr. De bicarbonato)
  • Boquilla con nuevo diseño para mejor visibilidad
  • Ideal para eliminación de manchas de café, té, nicotina, ortodoncia, limpieza de implantes.

Estudios en humanos han demostrado que una alta calidad en el control de placa puede prevenir y controlar gingivitis, periodontitis y caries dentales en niños y adultos. El control de la placa puede realizarse mecánicamente o químicamente, por si mismo o por un profesional, por dentistas o higienistas dentales.
El cepillo de dientes el método mecánico más usado para el control personal de placa a nivel mundial.
El uso del cepillo sin embargo, a veces no es sinónimo de una buena higiene oral, ya que su acceso a zonas interdentales es muy limitado. Clínicamente la eliminación de placa con el cepillo dental no significa que las bacterias hayan sido eliminadas de la superficie dental.
La limpieza mecánica profesional es una eliminación selectiva de placa en todas las superficies dentales.
Se realiza en todas las superficies dentales, que habitualmente no son tratadas con el cepillo de dientes manual: los depósitos de placa son más grandes en la parte mandibular lingual de premolares y molares así como en los espacios ínter proximales.
El tratamiento se lleva a cabo mediante unos cepillos o brochas giratorias, copas de pulido, curetas de limpieza o equipos ultrasónicos. Ya que este trabajo conlleva un consumo de tiempo elevado así como una labor intensiva cada día se desarrollan nuevos métodos y tratamientos que hagan la labor del operario más cómoda y sea más confortable para el paciente.